• es
  • en
  • ru

Aumento de pechos

Información general

El aumento de pechos o senos, también denominada mamoplastia de aumento, es una cirugía sencilla que permite realzar el contorno de la mujer. Es una de las operaciones de cirugía estética más común. Utilizada para mejorar el aspecto de pechos pequeños, equilibrar una diferencia en el tamaño de las mamas, como cirugía reconstructiva después de una intervención mamaria o para corregir una reducción de mamas después de un embarazo.

La técnica de la mamoplastia consiste en la realización de una pequeña incisión por la que se introducirá la prótesis. Para insertar y posicionar las prótesis se pueden emplear diferentes incisiones: la periareolar, que se hace en el borde de la mitad inferior de la areola; la axilar, a nivel de la axila y en algunos casos a nivel del pliegue de debajo de la mama. La decisión será tomada por el doctor, atendiendo al efecto buscado por la paciente. En todos casos, la incisión es muy corta por lo que la cicatriz resultante resulta muy discreta y casi imperceptible en la mayoría de los casos.

A través de esta incisión, el cirujano crea una cavidad donde se alojará la prótesis, debajo del tejido mamario o del músculo pectoral. Este aconsejará a la paciente sobre la prótesis y ubicación más adecuadas, basándose en la forma de los pechos, las proporciones del tórax y la calidad de la piel para obtener un perfecto efecto en los resultados deseados. La intervención de aumento de senos se realiza habitualmente con anestesia general, dura de 1 a 2 horas y el resultado es visible de inmediato. La paciente permanece hospitalizada generalmente un día bajo la supervisión del cirujano.

Durante la primera semana después de la cirugía el paciente tendrá que tomar las cosas con calma y evitar cualquier ejercicio físico. Hasta la segunda semana no se podrán reanudar las actividades de la vida diaria. Será durante la tercera o cuarta semana, cuando la paciente pueda levantar objetos pesados o hacer ejercicio de forma normal.

Los implantes actuales, dan excelentes resultados y un alto grado de seguridad. Junto con su cirujano, puede elegir entre una muy amplia gama de implantes, con diferentes formas, volúmenes y consistencias, para lograr el “look” deseado.

Recomendación del Doctor

La mamoplastia de aumento ayuda a mejorar el tamaño y la forma del pecho femenino. Es la intervención ideal para mujeres con un pecho excesivamente pequeño, para corregir una diferencia de tamaño entre ambas mamas o para reafirmar los pechos vacíos tras la lactancia. Con esta cirugía conseguimos aumentar el tamaño de los senos una o varias tallas introduciendo el tipo de prótesis mamarias adecuado para cada caso.

Resultados

Los resultados son sumamente satisfactorios e inmediatos tras una mamoplastia, con un aspecto de los senos firme y una consistencia natural. Los apósitos se retiran en pocos días, tras lo cual la paciente llevará un sujetador especial. Los puntos se quitan a partir de la primera semana, y las posibles molestias por la operación de aumento de pecho se controlan adecuadamente con la medicación prescrita por el cirujano. Generalmente las dos primeras semanas la zona intervenida puede presentar una ligera hinchazón, que disminuye a la tercera semana. Es normal sentir alguna molestia al mover los brazos, pero desaparecerá paulatinamente. La paciente podrá volver al trabajo a los pocos días de la operación, pero debe evitar levantar objetos por encima de la cabeza o hacer movimientos bruscos durante las dos ó tres primeras semanas.

Preguntas habituales

¿Cuánto tiempo duran las prótesis?

No se puede decir un tiempo fijo con rotundidad ya que es sumamente variable y también dependerá de la edad a las que se implanten, pues algunas veces pueden durar toda la vida. Actualmente las prótesis que se utilizan en las mamoplastias de aumento son de muy alta calidad y una gran resistencia. No obstante, debe realizarse las revisiones que le indique el cirujano para poder reaccionar ante cualquier anomalía.

¿Existen riesgos?

Las posibles complicaciones son muy poco frecuentes. Algunas son las genéricas de todas las cirugías. Entre las especificas del aumento de mamas podemos recordar la contracción capsular, un excesiva producción de cicatriz al rededor de los implantes que puede ocurrir sobretodo en el primer año después de la cirugía y que provoca una excesiva firmeza del implante. Su incidencia es solo un 2% y solo en el 1% de los casos para solucionar la contracción capsular la paciente vuelve a quirófano para una revisión relativamente sencilla de realizar.

Se pueden romper con un golpe o explotar en un avión?

La prótesis sólo se puede romper en el caso de que sea un accidente muy grave, en cuyo caso habría que cambiarla inmediatamente. Sin embargo, este hecho es muy poco probable. Y respecto a que puedan explotar por la presión del avión, es categóricamente falso.

¿Se puede dar de mamar?

La posibilidad de dar el pecho es totalmente viable si el implante se pone a través del surco o de la axila y en la mayor parte de los casos cuando el aumento se realiza a través de la areola también se mantiene dicha posibilidad.” El hecho de llevar un implante no comporta ningún problema para el lactante, así que la paciente puede tranquilamente disfrutar de esta experiencia tan bonita.”

¿Existe alguna contraindicación?

Como cualquier otra intervención, está desaconsejada si la paciente padece alguna enfermedad que pueda interferir en la operación. Por eso son indispensables que se realicen las pruebas pre operatorias para saber si se puede realizar o no. Para la mamoplastia, también es necesario que la mama haya terminado su desarrollo y que la paciente se muestre psicológicamente madura para realizar la intervención, en caso de que quiera realizarse la intervención después de un parto, aconsejamos que no se realice antes de los 6 meses de haber dejado de dar de mamar.

¿Quedará cicatriz?

Las cicatrices, con el tiempo, son prácticamente imperceptibles. Además, incluso llevando un bikini pequeño, quedan totalmente ocultas a la vista.

¿Se puede tomar el sol en top-less?

El sol no es bueno para las cicatrices, no obstante, si se toman protecciones, a partir de la tercera semana es posible tomar el sol sin sujetador, protegiendo la cicatriz resultante de la mamoplastia de los rayos. Cuando pase un año de la intervención, se podrá tomar el sol directamente sobre la línea de la cicatriz.

¿Interfieren las prótesis para realizarse una mamografía?

Aunque se debe advertir al radiólogo, no interfiere en absoluto. Las mamografías son igualmente fiables y no hay que aumentar su frecuencia. En algunos casos las prótesis pueden tapar zonas, por lo que hay que aumentar el número de proyecciones de la mamografía.

Contáctenos