Otoplastia

Información general

La otoplastia o cirugía de orejas se utiliza normalmente para corregir las orejas prominentes u orejas de soplillo. Uno de los problemas estéticos más frecuentes son las orejas despegadas. La cirugía estética de las orejas u otoplastia, que es una de la pocas intervenciones que se lleva a cabo en adolescentes, además de en adultos, se puede solucionar este problema estético con una sencilla intervención con la que se corrige la alteración en la posición y forma de las orejas.

En la mayor parte de los casos, la otoplastia se realiza mediante una incisión en la parte posterior de las orejas, por lo que tras una otoplastia no quedan cicatrices visibles. A partir de esta incisión se realiza la remodelación del cartílago haciendo que se pliegue en los puntos adecuados y se reduzca así la profundidad de la concha, pero siempre con el objetivo de dar un aspecto lo más natural posible. La otoplastia o cirugía de orejas se suele realizar con anestesia local, siempre en un quirófano con todas las garantías necesarias, pero no siendo indispensable permanecer ingresado en la clínica. La duración aproximada de la otoplastia se sitúa entre hora y media y tres horas, dependiendo del caso a tratar.

Recomendación del Doctor

La cirugía estética de orejas u otoplastia se trata de una intervención sencilla y que evita importantes complejos, sobre todo a edades tempranas. Esta es la única intervención que se realiza a menores de edad, a partir de los 8 años, pues su operación no afecta al normal desarrollo del niño y sí evita traumas psicológicos al menor. Es el cirujano quien evalúe, tras las pruebas pertinentes, si el paciente puede realizarse la operación.

Resultados

Tras la cirugía habitualmente se coloca un vendaje que se mantiene durante 24 horas y, una vez retirado, es conveniente utilizar una cinta elástica por la noche y el día durante dos semanas para evitar que la oreja se doble hacia delante. En los primeros días el dolor puede ser moderado, por lo que deben administrarse analgésicos. El resultado de la intervención de otoplastia es definitivo y no se modifica con el transcurso de los años. Para estar satisfecho con el resultado es fundamental que el paciente entienda que las orejas nunca pueden ser perfectamente idénticas. De todas formas serán muy parecidas y con mucha mejor forma y posición.

Preguntas habituales

¿Cuándo se puede hacer vida normal tras una otoplastia?

A los pocos días de la operación se puede realizar las actividades normales, y podrá empezar a realizar ejercicio moderado a las dos semanas.

¿Qué tipo de anestesia se utiliza en la otoplastia?

Normalmente la intervención se realiza bajo anestesia local con sedación, aunque se puede tranquilamente realizar bajo anestesia general si el paciente quiere estar totalmente dormido.

Contáctenos