• es
  • en
  • ru

Bótox

Información general

El tratamiento con Bótox consigue la relajación temporal de los músculos faciales tratados, al aplicarlo estos músculos no se contraen y la piel permanece lisa y tersa, eliminando o reduciendo considerablemente las líneas de expresión.

Además la toxina botulínica nos puede permitir tratar con mucho éxito la excesiva sudoración axilar o de las manos que afecta a muchas personas. La técnica del Bótox es altamente segura ya que se basa en la utilización de la toxina botulínica purificada que se aplica en dosis mínimas e inocuas. Se trata de una proteína que lo que hace es inhibir la producción del neurotransmisor acetilcolina, responsable de la transmisión del impulso nervioso que provoca la contracción muscular. El procedimiento consiste en la infiltración del producto en puntos concretos de los músculos del tercio superior de la cara a través de una finísima inyección.

La aplicación de Bótox es casi indolora y con ella se consigue bloquear la transmisión nerviosa que contrae los músculos cuando se gesticula. En general, y dado que en cada aplicación se inoculan muy pequeñas dosis del producto, este tratamiento no suele tener efectos secundarios. No obstante, a veces puede producirse un pequeño moraton en el punto de inyección que se corrige con maquillaje y que suele durar unos pocos días.

Recomendación del Doctor

El tratamiento con Bótox está especialmente indicado para pacientes de entre 30 a 65 años por sus excelentes resultados, ya que además de corregir los surcos cutáneos existentes, tiene un carácter preventivo al evitar la formación de futuros pliegues faciales.

Resultados

El tratamiento de Bótox es muy rápido y cómodo para el paciente ya que no tiene que realizar ninguna preparación especial previa al mismo y no tiene que interrumpir su actividad diaria. No obstante, tras la sesión el paciente deberá seguir una serie de recomendaciones como no tomar el sol, ni masajear la zona o realizar movimientos bruscos. Los efectos de este tratamiento son reversibles y su duración aproximada es de unos cinco a seis meses, cuando los músculos tratados volverán a recuperar paulatinamente su capacidad de movimiento. No obstante, después de varias sesiones su efecto es más duradero manteniendo más atenuadas las arrugas debido a que la relajación muscular de los sucesivos tratamientos va reduciendo progresivamente la profundidad de las mismas.

Preguntas habituales

¿Es inmediato el resultado con el Bótox?

La relajación muscular o la disminución de la sudoración tras el tratamiento de Bótox empieza a ser evidente en las primeras 48 a 72 horas completándose al cabo de 10 a 14 días.

¿Tiene efectos secundarios el Bótox?

El Bótox es un tratamiento absolutamente seguro y con un alto grado de satisfacción. En general, y dado que en cada aplicación se inoculan muy pequeñas dosis del producto, el tratamiento con la toxina botulínica no suele tener efectos secundarios importantes. No obstante, a veces puede producirse un pequeño moratón en el punto de aplicación que se corrige con maquillaje y que suele durar unos pocos días.

¿Es definitivo?

No es definitivo, si se deja de aplicar los músculos vuelven a contraerse, recuperando su movilidad natural.

¿Cuánto suelen durar los efectos del Bótox?

Tienen una duración media de 3 a 4 meses que es cuando los músculos tratados volverán a recuperar paulatinamente su capacidad de movimiento.A partir de este momento, gradualmente las arrugas volverán a formarse y volverá a empezar la producción de sudor.

Contáctenos